Detecta la corrupción y los conflictos en tu organización

Un buen líder se caracteriza por ser visionario y usar su intuición, para aprovechar oportunidades, estar al tanto de las circunstancias globales del entorno e incluso, anticiparse a situaciones como la corrupción o los conflictos.

El liderazgo empresarial “Es la capacidad que tiene una persona para influir en la forma de actuar y de pensar de un grupo determinado de gente” en este caso, de sus colaboradores. Conkistadores.

Cualquiera sea el contexto de la organización, el líder no debe pasar por alto agravantes como los conflictos empresariales o la corrupción, porque impactan negativamente el ambiente laboral y salen a la luz cuando han hecho estragos. Además, se traducen en desfalcos y afectan las cifras.

El descuido es el ambiente propicio para situaciones como estas y las pérdidas al interior de una compañía se pueden prevenir y mitigar poniendo en práctica factores como la organización, la buena comunicación con los integrantes de la compañía y la construcción de una cultura de valores corporativos, entre otros.

A continuación, te ofrecemos información que te ayuda a anticiparte a las circunstancias tanto de corrupción como de conflictos y de tenerlos, poder mitigarlos.

¿Cómo podemos detectar la corrupción corporativa?

La corrupción se refiere a las acciones que van contra las leyes como pérdidas, detrimentos económicos, desigualdad entre los colaboradores y mala reputación, entre otros que producen dificultades en el funcionamiento empresarial.

Construir y mantener una buena reputación debe ser un objetivo permanente en las organizaciones; esto implica el diseño e implementación de políticas basadas en valores y transparencia.

Todo el esfuerzo de años, se puede perder en un minuto por actos asociados a la corrupción.

¿Cuáles son los tipos de corrupción a nivel empresarial?

  1. Soborno: es uno de los más comunes en el ambiente organizacional. Consiste en otorgar o recibir dinero a cambio de un favor u omisión de las obligaciones que exige un cargo. Este pago considera múltiples opciones de intercambio en dinero, especie y cualquier otro beneficio.
  2. Malversación de fondos: cuando se usan fondos económicos de la empresa para utilizarlos en cosas para los que no están destinados.
  3. Enriquecimiento ilícito: son las comisiones ilegales con las que se lucra una persona u organización.
  4. Negociación incompatible: son negocios de los que la empresa no tiene conocimiento, pero hay personal en su interior que recibe ganancias o beneficios a nombre de la organización. Finalmente, la compañía no los obtiene y su reputación puede verse comprometida.

¿Cuáles son los conflictos empresariales más comunes?

  1. La falta de comunicación: es la principal causa de conflictos corporativos. Cuando hay ausencia de comunicación respetuosa, en la que el mensaje no llega de manera exitosa o se comprende adecuadamente, se rompe la armonía laboral como resultado de la mala interpretación de los mensajes.

Asimismo, la mala transmisión de información trae desconocimiento de los responsables en acciones claves, ocasiona conflictos y problemas.

  1. Ausencia de trabajo en equipo: tiene como consecuencia la división del grupo. Cuando no se construyen lazos de respeto y colaboración entre personas de la misma organización, no hay confianza y al trabajar con posturas individualistas hay espacio para conflictos.
  1. Compañeros tóxicos: se caracterizan por ser personas problemáticas que generalmente son los principales creadores de conflictos. Ciertamente, estas circunstancias tienden a aparecer en cualquier momento y lugar porque desencadenan un mal clima laboral.

Los jefes también pueden generar un mal ambiente por comportamientos como la arrogancia, el ser autocráticos, inflexibles, discriminadores y malos comunicadores. El problema es que, en la mayoría de los casos, hay una desventaja al momento de confrontar la situación.

  1. Relaciones amorosas: no en todos los casos, pero cuando se da una relación amorosa en el trabajo y luego hay ruptura, pueden darse conflictos laborales y personales, pues algunas personas no separan estos dos aspectos que traen conflictos en la organización.
  1. Incumplimiento laboral: es evidente que cuando un compañero no rinde como debería, esto afecta el trabajo del equipo porque sus labores inconclusas recaen en sus compañeros; esto genera inconformidad y conflictos entre ellos.
  1. Prejuicios: cuando hay intolerancia por las diferencias como raza, sexo, religión, nacionalidad e incluso de género, afectan el entorno laboral y promueven conflictos graves.
  1. Competitividad: es posible que muchas empresas reconozcan los objetivos y logros alcanzados, pero casi siempre lo hacen de forma individual. Este tipo de incentivos ocasionan competitividad y fricciones entre las personas y sus equipos. Una alternativa es tener en cuenta el trabajo colectivo donde todos reciben estímulos que los motiven a seguir siendo productivos.
  1. Malas condiciones laborales: esto afecta generalmente a los empleados y provoca descontento, desmotivación, baja productividad y unido a un sentimiento de alienación que afecta el sentido de pertenencia y desmotivación.
  1. Procesos de selección descuidados: cuando una compañía no implementa procesos rigurosos corre el riesgo de contratar personas inescrupulosas o que no están preparadas para sus cargos, desencadena casos de corrupción y conflictos internos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Communik-t

¿Quieres probar un demo para tu empresa? Escríbenos

Entérate de todo nuestro contenido

Registra tu correo y podrás recibir nuestra información de primera mano.