La evaluación de desempeño laboral no es más que el análisis del trabajo de los empleados, si lograron alcanzar los objetivos o no, si lo está haciendo bien, qué cosas se les dificulta y así medir el nivel de productividad interno para la retención de talento.

Sin embargo, a muchos jefes se les complica evaluar al empleado en el teletrabajo por el distanciamiento y sin la supervisión directa. Por eso, es normal que los líderes se sientan ansiosos de pensar que han perdido el control.

Pero esto es simplemente un imaginario, preguntémonos:

¿Es posible tomar el control aun con empleados desde lejos?

Por supuesto que sí, el teletrabajo es una modalidad que ha demostrado, en estos tiempos de pandemia, que tiene alto nivel de productividad. Así el tema es más de confianza que de control, delegar y crear una cultura enfocada en objetivos que sean fáciles de medir, sin necesidad de asociarlo directamente al tiempo que le tomó al colaborador hacer su tarea.

¿Qué son objetivos medibles? 

Para que el rendimiento del empleado en teletrabajo pueda medirse, es necesario establecer metas objetivos diarias, semanales, mensuales y anuales, y que estas sean retadoras y a la vez alcanzables.

Estos objetivos deben ser acordados, donde el empleado sea consciente de lo que debe hacer, y el líder entienda qué va a recibir, por lo tanto, es imprescindible que exista una excelente estrategia de comunicación interna apalancada en herramientas digitales como Communik-t.

Otros métodos útiles para incluir en la evaluación del empleado en teletrabajo

Existe un método muy usado por las empresas a nivel mundial que son los KPI, sus siglas en ingles significan: Key Performance Indicator y su traducción es Indicador Clave de Desempeño o Medidor de Desempeño.  Este es un indicador clave para una serie de métricas que se utilizan y que facilita sintetizar la información sobre la eficacia y productividad de las acciones que se lleven a cabo en un negocio, con el fin de poder tomar decisiones y determinar aquellas que han sido más efectivas a la hora de cumplir con los objetivos marcados en un proceso o proyecto concreto.

Estas medidas pueden ser aplicables en cualquier área del negocio y del sector productivo, aunque son utilizados de una forma muy habitual en el marketing online, también resulta bastante efectivo para el teletrabajo.

Tomemos un ejemplo, si tenemos un comercial podemos establecer un KPI mensual: 4 ventas, KPI semanal: 20 llamadas, KPI diario: 4 llamadas.

Así al final de cada día, semana y mes se puede evaluar si se ha cumplido o no y tomar acciones de mejora de ser necesario.

Tipos de evaluación de desempeño laboral del empleado en teletrabajo

Hablemos de los tipos de evaluación que se deben implementar:

1)     La evaluación por parte de un superior que conoce a la perfección las funciones del empleado.

2)     La auto evaluación, donde el mismo empleado evalúa su desempeño y propone nuevas formas de mejorar su rendimiento.

3)     Coevaluación, es la evaluación entre compañeros.

4)     La evaluación de los subordinados: es la evaluación que realizan los empleados a su jefe inmediato.

5)     La evaluación por parte del cliente; si es que el tipo de cargo lo permite.

6)     La evaluación 360º que combina las evaluaciones anteriores.

7)     La evaluación automatizada que se hace a partir de un seguimiento informático.

Beneficios de evaluar el desempeño laboral del empleado en teletrabajo

Aplicar una buena evaluación laboral puede conseguir:

1)     Una mayor productividad.

2)     Una señal de procesos que deben repetirse y actividades que deben mejorar.

3)     Posibles políticas de compensación para retribuir al trabajador por su buen desempeño y los objetivos alcanzados.

4)     Conocer cuándo un trabajador está preparado para ascender.

5)     Conocer cuándo un trabajador ocupa un puesto que no le corresponde.

6)     Mitigar agentes externos si el trabajador tiene problemas

Evitar estos errores a la hora de evaluar a un empleado en teletrabajo

 1)     Fijar objetivos inalcanzables para el empleado.

2)     No tener una estrategia de comunicación interna que le transmita claramente los mensajes a las personas.

3)     No cerciorarse de que el empleado tenga los objetivos claros.

4)     No conocer el perfil del empleado y ubicarlo en un cargo no apropiado.

5)     No ofrecer soluciones a problemas que se presenten en tiempo real. Es necesario que el empleador esté atento y dispuesto a despejar cualquier duda que el empleado remoto tenga.

6)     Enfocarse solo en lo negativo, no reconocer las victorias o entender las dificultades actuales del teletrabajador. 

¿Quieres saber cómo podemos apoyarte? Déjanos tus datos y te contactaremos

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?