La salud mental y emocional influye directamente en el desempeño laboral

Salud mental y emocional

“Deja tus problemas personales antes de entrar al trabajo», “trabajando se pasan las penas”, “trabaja más para que así no pienses en tus problemas”… ¿Has escuchado alguna de estas frases?, sigue leyendo y descubrirás por qué la salud mental y emocional influye directamente en el desempeño laboral.

La salud mental y emocional es tan importante como la física, ya que ésta impacta la vida de las personas, no solo en lo personal y familiar, sino también en lo laboral.

No es posible dejar a un lado las carencias en salud mental y emocional de las personas cuando están en el trabajo, ya que, de alguna manera u otra, éstas se verán reflejadas en falta de concentración, desmotivación, pérdida de las capacidades para relacionarse con los otros, etc.

Hablamos con Camilo Arbeláez, psicólogo clínico y CEO de Enterapia, una plataforma tecnológica en la que a través del cuidado emocional especializado, se potencia el desarrollo del talento humano de las personas. Esto fue lo que nos contó:

¿A qué nos referimos cuando hablamos de salud mental y emocional?

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define la salud mental como un estado de bienestar mental que permite a las personas hacer frente a las tensiones de la vida, darse cuenta de sus habilidades, aprender y trabajar de manera apropiada y contribuir a su comunidad.

 

Es un componente integral de la salud y el bienestar que sustenta nuestras capacidades individuales y colectivas para tomar decisiones, construir relaciones y dar forma al mundo en el que vivimos.

 

La salud emocional es la capacidad de una persona para aceptar y manejar los sentimientos a través del desafío y el cambio. Alguien emocionalmente saludable puede permitir que sus emociones sean digeribles. Las situaciones incómodas, en el día a día, ofrecen oportunidades para poner en práctica respuestas orientadas en la salud emocional, en lugar de las reacciones automáticas o poco asertivas.

¿La salud mental y emocional son un tabú en las empresas?

Creo que la salud mental y emocional no son un tabú al interior de las empresas, ya que actualmente se habla de estos temas permanentemente. Lo que sí es una realidad es que aunque se hable mucho de estos temas, las acciones para favorecer la salud mental y emocional de los colaboradores son limitadas.

 

En Latinoamérica estamos empezando a abrir los ojos y a darnos cuenta que la carencia en salud mental y emocional tiene un impacto negativo en el desarrollo de las organizaciones.

 

El mensaje que se plantea, permanentemente, es que las personas puedan hablar de salud mental y emocional al interior de sus organizaciones, pero aún hay un reto grande porque sabemos que estos temas son sensibles y muchos colaboradores no están dispuestos a hablarlos ya que al hacerlo, se sienten vulnerables, que pueden poner en peligro su crecimiento profesional y las relaciones interpersonales con sus compañeros y líderes.

¿Por qué es importante para las empresas la salud mental y emocional de sus colaboradores?

El 78% de la fuerza laboral está luchando con dificultades de salud mental, según un estudio de Oracle y Workplace Intelligence publicado en el 2020.

 

Si nos detenemos a pensar por unos minutos cómo podría verse afectado el desempeño de una persona cuando enfrenta una complicación personal, de pareja o familiar, podemos darnos cuenta que el desempeño de habilidades como la concentración, motivación, creatividad, el trabajo en equipo, la receptividad, comunicación efectiva y organización, va a ser deficiente.

 

Adicionalmente, la carencia en salud mental y emocional, eleva los índices de presentismo. El presentismo hace referencia al hecho de estar físicamente en un lugar pero mentalmente conectados con otro diferente.

 

Por ejemplo, si sentimos angustia por alguna situación que nos ocurrió, podemos estar presentes físicamente en una reunión, o estar ejecutando alguna tarea, pero la mayor parte de ese tiempo vamos a estar conectados con esa preocupación, lo que probablemente no nos va a permitir ser productivos y propositivos.

 

Menos salud mental y emocional es igual a menos productividad, esta es una ecuación perfecta que por supuesto, tiene un impacto negativo en las organizaciones.

 

Basados en datos del Ministerio del Trabajo de Colombia, de Fasecolda, el DANE y los que hemos recogido en Enterapia, podemos concluir que las empresas están perdiendo alrededor del 13% de lo que invierten en su talento humano.

 

Entonces, mejorar la calidad de vida de las personas que trabajan por el crecimiento de las empresas, teniendo en cuenta que hay una contribución directa sobre el desarrollo profesional y el alcance del máximo potencial de las organizaciones, representa una de las inversiones fundamentales para cualquier compañía, independiente del tamaño y la industria.

¿Cómo afecta la salud mental y emocional en la vida laboral de las personas?

La carencia de salud mental y emocional puede afectar la capacidad de concentración, ya que las personas constantemente tienen pensamientos recurrentes relacionados con la dificultad personal, de pareja o familiar.

 

También puede generar desmotivación, teniendo en cuenta que inicia un ciclo en el que la persona siente que no puede sacar adelante sus tareas o proyectos por la dificultad emocional o mental y al no lograr esto, su desempeño se ve afectado, recibiendo retroalimentaciones negativas. Y sin herramientas para resolver las dificultades emocionales y mentales, el ciclo inicia de nuevo.

 

Adicionalmente, cuando existe carencia de salud mental y emocional, las relaciones con las personas del trabajo se deterioran, ya que una persona con algún problema personal, de pareja o familiar, percibe la interacción con otras personas de una manera diferente. Puede dar respuestas hostiles y volverse irritable, también puede aislarse de los demás e incluso, perder la confianza en las relaciones con sus compañeros/as de trabajo.

Razones para apostarle a la salud mental y emocional

Es importante considerar que las empresas más admiradas del planeta como Google, Amazon, Microsoft, LinkedIn, Meta, le están apostando a la salud mental y emocional. Todas ellas cuentan con servicios de soporte para sus colaboradores.

En Latinoamérica apenas nos estamos dando cuenta que para que las personas alcancen su mayor potencial deben contar con salud integral y esto hace referencia a la salud física, mental y emocional.

Es momento para dejar de separar las dificultades médicas que puede tener una persona y las diferentes situaciones que vive a nivel personal, de pareja o familiar, del desempeño laboral.

E-PSYCHIATRY, expuso algunos de los beneficios de favorecer la salud mental y emocional en las organizaciones:

  • Incremento en los niveles de motivación.
  • Mayor eficiencia en la resolución de problemas.
  • Mejora en la toma de decisiones.
  • Disminución en los despidos.
  • Incremento en los índices de productividad.

 

4 mitos y realidades de la salud mental y emocional

Acabar con estos mitos, ayuda a que las personas cada vez se sientan con más tranquilidad de hablar sobre lo que sienten y a que las empresas desarrollen programas que le apuesten al bienestar integral de sus colaboradores.

Mito 1. Solo hay que cuidar la salud mental cuando se presenta  alguna condición  mental

-Realidad: hay que cuidar la salud mental en todo momento y no esperar a que haya algún problema o condición  para prestarle atención. El bienestar integral debe ser un objetivo de las personas y las empresas.

 

Mito 2. Los problemas en la salud mental o emocional son señal de debilidad

-Realidad: Las carencias en la salud mental o emocional no tienen que ver con la debilidad o la falta de fuerza de voluntad; pueden presentarlas  cualquier tipo de persona.

Mito 3. Los psicólogos son para las personas que están locas o que tocaron fondo.

-Realidad: este es uno de los mitos más comunes, pero recurrir a la psicoterapia hace parte del autocuidado y el amor propio. No hay necesidad de tocar fondo para buscar ayuda, la mente y las emociones requieren de cuidado al igual que el cuerpo.

Mito 4. Nunca tendré problemas mentales o emocionales

-Realidad: las dificultades  mentales y emocionales no entienden de edad, género o cultura, es decir, pueden afectar a cualquier persona y es más común de lo que se cree. La OMS estima que 1 de cada 4 personas sufrirá un trastorno mental en algún momento de su vida.

 

Otras entradas que te pueden interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Communik-t

¿Quieres probar un demo para tu empresa? Escríbenos

Entérate de todo nuestro contenido

Registra tu correo y podrás recibir nuestra información de primera mano.