Felicidad organizacional, el propósito de las organizaciones conscientes

Felicidad organizacional, el propósito de las organizaciones conscientes

El trabajo es una parte muy importante de la vida, pero, ¿las personas realmente lo disfrutan?

En una reciente investigación de Great Place To Work, se reveló que de 3 billones de personas que trabajan en el mundo, aproximadamente 1,8 millones de ellas, dicen no sentirse a gusto en el trabajo, un resultado alarmante teniendo en cuenta que allí es donde se pasa la mayor parte del tiempo.

Por eso nuestra invitada de hoy es muy especial, porque creemos que el trabajo no es solo un medio para generar ingresos, sino un lugar donde las personas pueden crecer, divertirse, sacar el máximo provecho a sus talentos, ser felices y relacionarse con otros.

Hablamos con Yvonne Melina Naranjo, ingeniera industrial de profesión y consultora en bienestar y felicidad organizacional por vocación, sobre la importancia de promover el bienestar y la salud mental en las personas y las organizaciones con el fin de potenciar su desempeño y mejorar la satisfacción frente a la vida laboral.

¿Por qué una ingeniera promueve la felicidad organizacional?

Hace unos años seguí el guion tradicional: estudiar, graduarme, conseguir un trabajo en una buena empresa, hacer carrera allí…

Y cuando iba por esta parte, es decir, cuando llegué a una multinacional, aprendí muchísimo e hice carrera, sin embargo empecé a levantarme en las mañanas sintiendo que mi vida laboral no tenía sentido.

Había pasado de disfrutar lo que hacía, a ir a sentarme y cumplir horario, a sentir que no estaba aportando, que yo estaba mal, a hacerme muchas preguntas, es decir, llegó la crisis existencial.

Fue ahí donde dejé de seguir el guion y escribir una nueva historia que me llevó hasta Brasil, donde llegué a estudiar portugués y a hacer trabajo social.

Allí conocí a una persona maravillosa con la que empecé a hacer meditación y mindfulness. Después de unos meses, sentí que mi vida tenía sentido, que había encontrado mi propósito y empecé a ver cambios muy positivos en mi salud mental, física y espiritual.

A mi regreso a Colombia, decidí formarme en Coaching Esencial y Mindfullness y entendí que este viaje que había iniciado con una crisis, seguía como una oportunidad para llevar todo lo que había aprendido y experimentado, a las personas y las organizaciones.

Porque aunque en las compañías es muy importante el cumplimiento de metas, nada de esto es sostenible a largo plazo si no se abren espacios para enfocarse en el ser, en la salud mental de las personas, en el manejo de las emociones, es decir, en la felicidad organizacional.

¿Qué es felicidad organizacional?

Lo primero que hay que aclarar, es que no tiene nada que ver con estar sonriendo o felices todo el día, porque esto no es real, no tiene que ver con experimentar solo las emociones que son más cómodas de gestionar como la felicidad o la alegría, sino aprender a gestionar y ser conscientes de las emociones incómodas como el estrés, el miedo y la incertidumbre.

La felicidad en el trabajo se enfoca en un conjunto de elementos que hace que las personas se sientan a gusto en el trabajo, que sientan bienestar, pero el bienestar visto desde una manera integral, es decir, mental, emocional, social, económico, espiritual y físico.

La felicidad organizacional está basada en 4 pilares:

Propósito:

Quiere decir que con aquello que una persona haga todos los días, sienta que está aportando de manera positiva al mundo. El propósito nos conecta con algo superior, con una fuerza interna, es una satisfacción que se siente desde muy adentro de sí, donde no es relevante el bienestar económico. Es una fuerza que hace que nos sintamos a gusto con lo que hacemos.

Compromiso:

Todos los seres humanos necesitamos experimentar emociones positivas para sentirnos más comprometidos en la labor que hacemos. Las experiencias positivas como ser escuchados, sentirse valorados, sentirse autónomos y en crecimiento, aumentan el nivel de compromiso en el trabajo.

Resiliencia:

No se trata solo de anteponerse a los momentos difíciles, sino sentir que la organización donde trabajo, me brinda espacios para recuperarme después de situaciones complejas.

Es el equilibrio entre la vida personal y la laboral, que haya coherencia entre lo que promueve la organización en temas de bienestar y lo que efectivamente hace por sus colaboradores.

Amabilidad:

La amabilidad es fundamental para que las personas sientan bienestar, el trato amable es vital para que haya disfrute en el trabajo. Una cultura amable es también una cultura en valores, una que permita que las personas sean auténticas, que tenga líderes conscientes y empáticos que puedan tener conversaciones enmarcadas en el respeto y que estén en un ambiente sano, divertido y seguro.

¿Qué rol tienen los líderes en la felicidad organizacional?

Los líderes son los principales embajadores de la felicidad y son el primer grupo que hay que intervenir en los procesos de bienestar. Todo lo que se logre con los líderes, genera un efecto cascada hacia las demás personas.

Tienen una enorme responsabilidad, y aquí no estamos hablando de las metas que deben lograr con sus equipos, sino de la consciencia que deben tener para estar ahí para los demás, para relacionarse desde la empatía, para escuchar y reconocer las diferencias.

Un líder consciente es un coach, una persona que está ahí para apalancar el crecimiento de su equipo, para sacar lo mejor de ellos. Pero para lograrlo, necesita empatía, inteligencia emocional, es decir, primero entender las emociones en él mismo, para entenderlas en los demás.

Si toma consciencia de la gran influencia que tiene lo que dice, lo que deja de decir, lo que hace, cómo aborda las situaciones, es decir, cuando interioriza su rol, aporta al desarrollo humano y profesional de las personas de su equipo y hace que las relaciones sean sanas y el ambiente sea tranquilo.

¿Qué beneficios tiene apostarle a la felicidad organizacional?

  • Las estrategias pensadas para aportar a la felicidad organizacional, generan en los colaboradores un sentimiento de gratitud que fortalece el compromiso y sentido de pertenencia, además, de mejorar o potenciar el bienestar de las personas, tiene efectos positivos en su desempeño laboral.
  • Promover el bienestar, ayuda a que los colaboradores estén más concentrados, más atentos, más presentes, lo que hace que las organizaciones tengan personas más productivas, enfocadas, propositivas y creativas.
  • La gestión de las emociones y el manejo del estrés, a través de las herramientas para  aprender a volver a la calma como el mindfulness y la meditación , ayudan a que las personas tengan relaciones laborales sanas,  mejoran su salud física y emocional  y reduzcan la posibilidad de sufrir enfermedades causadas por estrés como el Burnout.

¿Qué es Burnout?

También conocido como el síndrome del trabajador quemado o la fatiga laboral, es un enemigo silencioso y el resultado de no gestionar a tiempo el estrés crónico producido por el trabajo.

Desde el 2019 está catalogado como una enfermedad laboral por la OMS (Organización Mundial de la Salud) y tiene como resultado el agotamiento físico, emocional y mental.

Una persona puede sufrir un Burnout por varios factores:
  • Exceso de trabajo
  • Poco descanso, mal sueño
  • Alta carga laboral
  • Un líder poco empático
  • Expectativas laborales poco claras
Los síntomas pueden ser:
  • Agotamiento físico, mental y emocional
  • Sensación de ineficiencia
  • Dificultad para concentrarse
  • Cinismo e irritabilidad
  • Insomnio

En el caso en que una persona sufra un Burnout, no solo se ve afectada su salud mental y física, sino también la de los que la rodean.

La felicidad organizacional busca enseñarles a las personas a gestionar el estrés, a entender y transitar las emociones, brinda espacios para la reflexión, el autocuidado, el esparcimiento y el autoconocimiento. Las empresas tienen en sus manos la gran responsabilidad de servir y aportar al bienestar de las personas, trascendiendo lo laboral, impactando la vida personal y familiar.

Cuando un colaborador es feliz en lo que hace, se siente seguro, escuchado y motivado, no solo cambia su experiencia en el trabajo , también cambia la experiencia de las personas con las que trabaja, haciendo que toda la organización crezca.

Otras entradas que te pueden interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Communik-t

¿Quieres probar un demo para tu empresa? Escríbenos

Entérate de todo nuestro contenido

Registra tu correo y podrás recibir nuestra información de primera mano.